Formateando mi vida voy

Este año fue totalmente increíble para mí. Paso de ser uno de los años más difíciles de mi vida a ser un año lleno de tantas metas y sueños cumplidos y mucho, pero mucho, conocimiento personal. Y es aquí cuando me doy cuenta que, a pesar de todos los problemas, depende de nosotros enteramente decidir qué hacer y cómo enfrentarnos a ellos. Somos nosotros los que decidimos si lo transformamos en algo constructivo o nos dejamos vencer. Siempre había escuchado algo sobre esto, pero nunca había experimentado el poder que tenemos nosotros mismos para cambiar lo que la vida nos entrega.

Formateando mi vida estuve todo este año, especialmente porque mi vida dio una vuelta de 360 grados de un momento para otro. Todo lo que yo creía que iba a ser para siempre y todo lo que había construido tuve que tomar la difícil decisión de derrumbarlo y seguir adelante con otros proyectos. Ahora que lo pienso más a fondo soy una persona muy valiente y me siento muy orgullosa de mi misma. No muchas personas pueden decir que pudieron hacer lo que yo hice y lograron transformarlo de la mejor manera.

Así que, a principio de año me encontraba sin trabajo, cambiándome nuevamente de ciudad, dejando atrás 2 personas muy importantes en mi vida y volviendo a casa con mi familia. Cambios durísimos y llenos de muchos retos que viéndolo en retrospectiva fueron las mejores decisiones que pude haber tomado.

Volver a casa es algo que todos debemos hacer alguna vez y más cuando estamos pasando momentos difíciles. Estar con mi familia, todo su amor y cariño y volver a los lugares donde una vez fui muy feliz fueron la mejor terapia que pude tener. Sin embargo, me encontraba perdida, sin saber qué hacer y mucho más importante sin saber quién era yo.

¿No les pasa a veces que están tan involucrados en una relación amorosa que se pierden un poco en la otra persona y ya no saben quiénes son y para dónde van? Eso fue exactamente lo que me paso. La única solución que se me ocurrió fue retomar muchas cosas de mi vida de antes, recordar lo que me gustaba y lo que no, y tratar de volver a ser como era antes. Retome la lectura y la escritura, abrí mi blog, compartí con ustedes miles de cosas que tenía en mi cabeza, conseguí un nuevo trabajo que me encanta y me tome la ardua tarea de conocerme a mí misma.

¿Cómo hacer eso tan complicado? Como no estaba segura de absolutamente nada de mi vida entonces decidí empezar a probar nuevas cosas y conocerme. Empecé a cuidarme mucho, a hacerme masajes, cuidar mi piel, comer más saludable, cambios pequeños pero llenos de mucho amor hacia mí. Asistí a clases de todo: baile, yoga, escritura creativa, piano, me inscribí en un gimnasio, y lo más importante empecé a decir que si a todo.

Todas las invitaciones que me hacían les decía que si, así no estuviera segura de sí la iba a pasar bien. Todas estas acciones pequeñas me fueron llevando poco a poco a tomar el rumbo de mi vida, a conocerme mucho más, descubrí cosas de mí que no sabía, descubrí nuevos talentos, construí mi confianza desde cero, trace metas y sueños a cumplir y así fue como hoy puedo decir que me conozco un poco más. Y lo mejor de todo me siento más feliz y tranquila conmigo misma.

Me di cuenta que todo el tiempo invertido en ti mismo siempre valdrá totalmente la pena. Y que esta búsqueda en que me he embarcado no es algo de un ratito y no más, es algo que tienes que aplicar toda la vida, pero una vez aprendí y comprendí la importancia de amarme y quererme es una enseñanza que cambio y seguirá cambiando mi vida.

Así que este año formateé mi vida una y mil veces, aprendí cosas nuevas sobre mí, construí mucho más mi confianza y descubrí que esta vida es muy corta para andar diciéndole que no a todo.

Hay que arriesgarnos, salir, disfrutar, tratar de hacernos felices con lo que podamos y lo más importante amarte tanto que así la vida te trate de ponértela difícil tu solito tendrás la valentía para salir adelante y no dejarte caer.

Solo resta decir gracias 2018 por tantas batallas y enseñanzas, fuiste un año duro pero lleno de muchas sabiduría.

¡Este 2019 que ya llega será genial y así lo tengo planeado, así que más le vale a la vida que se ponga las pilas porque allá voy!

¡Feliz año para todos!

Sean felices y sobre todo ámense mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s