La sombra de la puerta

Me encontraba en mi cama observando el techo de madera sobre mí. Se pueden observar unas manchas negras circulares que forman figuras extrañas, cada una de ellas diferente, separadas entre sí y sin ningún patrón en específico… es como si cada una viviera en su propio universo y tuviera sus propias leyes.

Mi cabeza y mi imaginación empiezan a volar hacia otra dimensión diferente, imaginando mundos extraños y pensamientos que normalmente no pasarían por mi mente. Esta noche se sentía extraña y bizarra, mis sentimientos no eran congruentes con lo que había pasado en el día. No tenía ninguna razón para sentirme triste y deprimida, y aun así esos eran los sentimientos que reinaban en mí. Me sentía desconsolada y solitaria como las manchas negras de mi techo, inamovibles y sin ningún sentido

Sentía como si la habitación me oprimiera, como si algo pesado y duro me estuviera aplastando. No era la primera vez que tenía sentimientos parecidos y sabía que no eran un buen augurio para la noche.

Mire inquieta por toda la habitación, observando atentamente cada rincón de ella y sintiendo como si algo no encajara. La habitación estaba sumida en tinieblas, sombras danzaban de un lado a otro por la luz que se proyectaba de afuera. La luz de luna y la bombilla de la calle era lo único que me daba un poquito de esperanza en esa noche tan extraña.

Mi habitación está llena de libros y recuerdos. Libros de toda clase adornan todos los rincones de mi habitación. Al frente, abajo y al lado se encuentran todos los libros que en muchas noches de insomnio y miedo me han acompañado. Mi tocador grande y de madera oscura me acompaña desde que era muy niña. Sobre este se encuentra un pequeño árbol de cuerda que cuando lo giras empieza a sonar una canción de cuna, en cada una de las hojas del árbol se encuentran fotos de mi familia de aquellos momentos donde fuimos más felices.

Siento mucho calor, a pesar de que se siente una leve brisa fría. Decido levantarme y abrir la puerta del balcón. Al frente de mi casa se encuentra la piscina y encima puedo ver el sobrevuelo de los murciélagos que se encuentran un poco inquietos y ansiosos, puedo ver como intranquilos recorren una y otra vez dando círculos el mismo lugar una y otra vez. Como si estuvieran esperando a alguien o tal vez cazando alguna presa. Una y otra vez, dando vueltas en círculos, una y otra vez… sin cansarse…

Me detengo a pensar el motivo del porque están haciendo esto, nunca me había parecido tan interesante como hasta ahora. Pienso y analizo como si de eso dependiera mi vida, solo para distraerme del hecho del constante ruido que escucho detrás de mi espalda, insistiéndome que de media vuelta a descubrir el motivo.  No es un sonido extraño para mí, cada noche sin falta soy despertada por un sonido de las mismas características.

Detrás mío la habitación se siente pesada, no me distraigo de mi contemplación y continúo forzando a mi mente a distraerme con algo, pero el ruido se vuelve cada vez más insistente…

Una mezcla de miedo combinado con curiosidad y una pizca de valentía me hace dar media vuelta para descubrir que es lo que está pasando. La habitación se ve totalmente oscura, desde esta nueva perspectiva se percibe una oscuridad sofocante y el sonido que antes era tan insistente ya no se escucha.

Entro a la habitación con el corazón en una mano y corriendo lo más rápido posible logro meterme debajo de las cobijas, el miedo está venciendo esta particular batalla.

Me meto debajo de las cobijas y cierro los ojos.

Pasa un minuto… dos…  tres.. cinco…

Mi mente empieza a volar nuevamente a los sucesos del día como mecanismo para vencer el miedo. De repente se escucha un golpe fuerte en la puerta como si alguien intencionalmente hubiese palmeado la puerta fuertemente.

Me levanto lo mas rápido posible y quedo sentada totalmente erguida en la cama tratando de tomar distancia entre la puerta y yo, sin embargo, la cama esta tan cerca de la puerta que no es mucho lo que puedo lograr.

Mi corazón late fuertemente y empiezo a pensar mil explicaciones para ese sonido, justo cuando empiezo a pensar y a convencerme de que fue producto de mi imaginación, la manija circular de la puerta suavemente y casi imperceptible empieza a moverse de un lado para otro, no emite ningún sonido, pero puedo verla como si alguien o algo intentara abrir la puerta muy suavemente.

Mi cuerpo no responde, estoy totalmente paralizada, no encuentro fuerzas para gritar o pedir ayuda. Intento creer que se trata de una terrible pesadilla, pero sé muy bien que estoy totalmente despierta y la manija de la puerta se sigue moviendo de un lado al otro…

De repente empieza a moverse con más brusquedad hasta que logra abrir la puerta muy despacio y solo una pequeña apertura. Un pequeño espacio permite ver el pasillo de la escalera sin embargo por el espacio tan reducido no se alcanza diferenciar si hay alguien afuera, alcanzo a ver que hay una oscuridad extraña del otro lado y lo más sorprendente de todo siento la sensación que alguien o algo me observa desde el pasillo.

Mi cuerpo y mi mente no puede más. Rápidamente me cubro con las cobijas y doy espalda a la puerta. Cierro los ojos fuertemente y me obligo a mantenerme totalmente quieta. A mis espaldas siento como la puerta de la habitación se abre mucho más lentamente y siento como algo empieza a caminar con pasos lentos y pesados a través de ella. Se detiene un momento en la cabecera de mi cama como si quisiera detallarme y luego sigue su camino con su caminar lento y despacio hasta salir por la puerta del balcón en el otro extremo. De repente empieza a sonar la canción de cuna de mi árbol de recuerdos.

Mis ojos siguen cerrados fuertemente durante toda la noche y el amanecer llega con su luz brillante y pura. Nunca había estado tan agradecida de ver el sol como aquel día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s