Del amor y otros demonios

Últimamente he estado pensando mucho acerca del amor y las relaciones de pareja debido a que este ha sido el año de las rupturas amorosas. Relaciones que todos creíamos que iban a durar por siempre terminaron este año y me ha hecho pensar mucho sobre este tema.

Con más frecuencia veo como las relaciones cada vez duran más poco, como las relaciones duraderas son cada vez más escasas y como el amor nunca es para siempre. Así que me entro la curiosidad y tome la tarea de preguntarle a personas tanto jóvenes como mayores a ver que opinaban del tema.

Una mujer de 78 años opina que ahora las relaciones son desechables y todo esto se debe a que las mujeres ahora son independientes y no se aguantan muchas cosas que antes les tocaba por no tener otra opción. Otra mujer de 54 años opina que la razón por la cual no duran las relaciones de pareja es porque no hay el interés de parte y parte, y se rinden a la menor dificultad. Le pregunte a un joven de 28 años y él me dijo que la razón era porque esta generación está acostumbrada a la ley del menor esfuerzo y prefieren cambiar de pareja antes de arreglar algo que es muy difícil de arreglar.

Escuche muchas más opiniones y todas llegaban a la misma conclusión. El papel de la mujer en la última década ha cambiado mucho. Somos independientes, trabajadoras y cada vez más apreciamos nuestra individualidad e independencia lo que nos hace sentir siempre que merecemos algo mejor. Además de ese cambio de papel, también está el hecho de que siempre buscamos la felicidad por encima de todo.

Tenemos metido en la cabeza esa búsqueda de la felicidad y sentirnos bien en todo momento, que se nos ha olvidado apreciar las dificultades y el camino difícil antes de llegar a la meta. No nos enseñaron a querer los malos tiempos y tomarlos como momentos de aprendizaje. Somos una sociedad facilista que, si las cosas no están al alcance de nuestras manos, nos rendimos fácilmente y seguimos adelante con otro camino. Sentimos que el amor debe ser algo fácil y fluir, cuando la realidad es que requiere mucho esfuerzo y construirlo día a día.

Esto me deprime mucho porque yo sigo creyendo en las historias de amor de antaño, esas historias de amor épicas donde el protagonista hace de todo por salvar a su princesa, esas historias de parejas que duran toda su vida casados amándose y siendo felices, y esa historia como la de mis padres que se amaron tanto hasta el final. Yo, en el fondo de mi corazón, todavía sigo creyendo que cuando te enamoras realmente de alguien es para siempre. Pero la vida me ha demostrado que es solo una fantasía y encontrar alguien dispuesto a luchar hasta el final por algo que vale la pena es muy difícil.

Así que: ¿estamos destinados a cambiar de pareja cada 5-6 años? ¿eso es lo que nos espera en el futuro? ¿O seremos una sociedad que prefiera la soledad por encima de todo?

Creo que llegara el momento en el que la soledad será el pan de cada día y el amor se vuelva algo extraño que encontrar. El futuro no pinta bien para quienes como yo creemos en el amor.

¿Ustedes que opinan?

2 comentarios en “Del amor y otros demonios

  1. Nicolás dijo:

    Justo me encontraba escribiendo una entrada del estilo y me encuentro con esto. Lamentablemente es así, las relaciones de hoy en día son en general desechables, un sin sentido. Hay personas que no pueden estar solas, terminan una relación para entrar inmediatamente en otra, desconociendo por un lado el vivir “sol@”. Me quedo con un estudio del cual no recuerdo la fuente, que decía que con las redes sociales, las personas sienten que pueden encontrar fácilmente a otra persona mejor que la que tienen a un lado, por lo que se estaría generando una visión de amor algo instrumental, como un medio para conseguir la satisfacción personal y no en pareja tal (como se suponen que eran las relaciones de antaño).
    Buena entrada, da que pensar
    Saludos! (seguiré tu blog)

    Le gusta a 1 persona

    • PurpleTris dijo:

      Totalmente de acuerdo con lo que dices, también creo que las relaciones se han vuelto algo egoístas, en donde se buscan solo la satisfacción personal y no están basadas en lo esencial del amor. Increíble como la sociedad cambia todo los conceptos que teníamos pre establecidos, ¿no? Es un panorama bastante desolador…

      Gracias por tomarte el tiempo para comentar! ❤ Encantada de tenerte como seguidor, Saludos! 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s