Una noche de insomnio

Mire hacia arriba, la noche estaba oscura, de un negro oscuro jamás visto, con un leve tinte rojizo, casi no había estrellas, sólo se veía una oscuridad tan densa que parecía como si el universo estuviera a punto de estallar.

De repente, logró ver un destello que recorre todo el cielo, es tan brillante que me hace cerrar los ojos un momento. Cuando vuelvo a abrirlos el destello parece dirigirse hacia la parte más alta de un edificio, el edificio más alto de mi ciudad. Este edificio se encuentran una colina, desde allí se puede ver todo, desde las casas más pequeñas y humildes, hasta las grandes urbanizaciones de gente adinerada. Es como un ángel guardián que todo lo ve, destila mucho misterio, con su gran altura y su arquitectura vanguardista. No sé porque pienso que yo debería estar ahí.

En ese preciso instante una explosión ensordecedora se escucha, veo como pedazos de pared salen volando, así como una nube de polvo se va formando en el cielo. Escuchó a mi hermano decir:

-Prepárate para el impacto- dice con su cara aterrorizada casi gritando.

El impacto se sintió como si la tierra estuviera bailando, de arriba a abajo, de arriba a abajo, como las olas del mar. Las paredes se agitaban como si de un terremoto se tratara, todas las cosas de la casa caían al suelo, todo era pánico y terror. Yo sólo podía pensar que en ese edificio se encontraban mis amigos y sólo deseaba que estuvieran bien.  Escuchó a mi abuela gritar en el segundo piso aterrorizada. Salgo corriendo a su encuentro. Como puedo subo las escaleras mientras salto todos los obstáculos. La tierra se mueve y se mueve sin dar alivio.

Encuentro a mi abuela tratando de sostenerse a una pared completamente aterrorizada mientras todo se viene abajo. Salgo corriendo hacia ella, la abrazo, trató de tranquilizarla, de decirle que todo va a salir bien. Nos sentamos debajo del marco de una puerta esperando que todo pase. Pasa mucho tiempo, tanto que parece una eternidad.

Un pensamiento se empieza a formar en mi mente. Una explosión no causa tanto daño. ¿Es un terremoto, ataque terrorista, o de qué diablos se trata esto?

La tierra deja de moverse, todo está tranquilo, solo reina el silencio. Mi hermano y mi mama suben a ver cómo estamos. Nos encontramos todos con un abrazo. Mi hermano parece saber lo que pasa. Tiene una mirada muy decidida en el rostro. Nos dice que debemos empacar todo lo que podamos e irnos de la ciudad. Yo no entiendo nada. Mi mente no se puede apartar al hecho de que mis amigos se encuentran allá arriba, en el ¿edificio atacado?

Miró nuevamente por la ventana. Hay una nube de polvo cubriendo todo el cielo. Se alcanza a ver una luz naranja en algunos sectores, la gente corre por las calles. Parece haber mucho ruido y es ahí cuando me doy cuenta que no puedo escuchar bien.

Empiezo a hacer mi maleta rápido. Empacó todo lo que puedo, algunas cosas inútiles incluso. No puedo hacer nada. Mi cabeza no se puede concentrar bien. Escuchó a mi familia empacar. Me siento en la cama y empiezo a pensar. ¿Qué está pasando? ¿Que fue eso en el cielo? ¿Porque ese resplandor? ¿Dónde están mis amigos? ¿Porque estarían en ese edificio? ¿Porque no estoy yo con ellos?

Llega mi hermano de nuevo, más decidido que nunca, lo acompañan dos personas, dos mujeres muy extrañas. Parecen madre e hija por la forma como se comportan. No preguntó quiénes son, no quiero saber nada más. Lo único que pienso es que ellas nos darán transporte.

Nos subimos al carro de ellas, nos acomodamos como podemos. No llevamos ni 10 minutos de camino, cuando siento que no deberíamos ir en esa dirección. Las calles están vacías, no hay tráfico, parece más una ciudad fantasma que otra cosa. Siento que debemos ir a la colina, al lugar donde ocurrió el accidente. Convenzo a mi familia que es lo más correcto para hacer. Dejamos el carro y subimos caminando. Hay gente subiendo también. Mucha gente.

Paramos a descansar. Se acercan dos señores muy extraños, al parecer muy amables. Se van al minuto. Siento que algo me falta. Me doy cuenta que se llevaron mi celular. Salgo corriendo a perseguirlos. Siento que mi familia viene atrás persiguiéndome. No paro a verlos.

Encuentro a uno de los señores extraños y le veo el celular en la mano. Le pido amablemente que me lo entregue. Se niega rotundamente hasta que terminamos forcejeando por él. Logró quitárselo. Doy media vuelta.

Estoy en la cima de la colina, hay mucha gente herida dispersa por todas partes. Mi hermano está al frente mío gritándome. De repente veo el mismo destello cruzando el cielo. Esta vez dirigido a otra parte de la ciudad. Justamente el lugar para donde íbamos.

Me despierto muy asustada, sintiendo que muchas personas van a morir. Siento además mucho pánico. La habitación está muy oscura, es una oscuridad parecida al cielo de mi sueño. La puerta del balcón está abierta. Puedo ver las otras casas, pero lo que más me preocupa es que el cielo tiene un tinte rojizo extraño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s