DIA 2 LIMA-CUZCO

El segundo día de nuestro viaje fue bastante ocupado, nos levantamos muy temprano para alcanzar a recorrer un poco más de Barranco. La noche fue bastante calurosa y no teníamos ventilador así que se podrán imaginar lo incomodo que fue. Aun así, yo dormí toda la noche, estaba muy agotada. Nos levantamos temprano a desayunar, el desayuno estuvo muy bien. Hasta ahora empezaba nuestro karma de sólo comer pan al desayuno jajaja. Salimos temprano a seguir recorriendo Barranco. Esta vez seguimos derecho por debajo del puente peatonal directo a la playa. Ese camino a la playa es sencillamente delicioso. Hacía un calor infernal y un sol picante, pero ni eso opaco el paisaje tan divino.

2..NEF.jpg

Era un camino muy bohemio, rodeado de restaurantes y flores divinas. Hacia el ambiente muy relajado, por supuesto a esa hora de la mañana no había nada abierto. Y el paisaje se acompañaba con el delicioso fondo, el mar en todo su esplendor. Es realmente muy bonito y organizado. En todo el trayecto veíamos gente haciendo ejercicio y locales que se dirigían a pasar un delicioso día de playa. El malecón se conecta con un puente que atraviesa la autopista cerca al mar y te lleva directamente a la playa. Llegamos allí a observar la delicia del mar, pero por tiempo decidimos que por ahora no nos íbamos a meter.

Así que nos devolvimos por el mismo camino y decidimos caminar por el malecón en la parte de arriba. Allá encontramos un puesto de alquiler de bicicletas, así que las alquilamos y recorrimos gran parte de la ciclovía. No recuerdo exactamente el valor, pero fue como 10-15 soles aproximadamente. Fue una experiencia maravillosa, estar sobre la montaña, con el mar a lo lejos, con la brisa deliciosa y un sol picante. Una de las mejores decisiones que pudimos haber tomado. Estábamos tan encantados con la vista y las bicicletas que nos cogió la tarde para nuestro vuelo a cuzco.

5..JPG

Tuvimos que correr hacia el hospedaje, no nos dio tiempo ni siquiera de cambiarnos, sudados y con la pinta que llevábamos partimos hacia el aeropuerto. En el camino nos dimos cuenta que no habíamos impreso los pases de abordar así que tuvimos que pedirle al señor del uber quien muy amablemente nos hizo una parada para poder imprimirlos. Llegamos al aeropuerto completamente sudados, con nuestras maletas pesadas al hombro a correr por todos lados para alcanzar el vuelo. Afortunadamente no hubo ningún problema y abordamos con normalidad.

Esta vez el avión que nos toco fue totalmente diferente, el avión más pequeño en el que hayamos viajado. Un avión que tenía solo 2 filas de 2 puestos en cada lado, muy estrecho y pequeño. Era muy cómodo y las azafatas muy amables, sin embargo, el avión nos tenía un poco nerviosos por lo pequeño. Fue un vuelvo tranquilo y calmado. Llegamos a la hermosa ciudad de cuzco. Tengo que decir que prefiero mil veces las ciudades intermedias a las grandes metrópolis. Tienen un encanto especial para mí. El aeropuerto de Cuzco es bastante pequeño, ese día estaba vacío, muy poca gente lo transitaba a comparación al de Lima. Llegamos a la salida donde nos ofrecieron taxis por 40 y 50 soles cosa que nos pareció muy cara. Nos dimos cuenta que todos los mochileros estaban saliendo del aeropuerto tal vez para regatear el precio del taxi. Cuando íbamos camino a la salida, un señor en carro particular nos dijo que nos hacia la carrera por 15 soles. Así que decidimos arriesgarnos y nos fuimos con él. El señor muy amable nos llevó hacia la plaza de armas de Cuzco donde nos íbamos a quedar.

Nuestro hostal en Cuzco se llama Intikahuarina. Uno de los mejores hospedajes de todo el viaje. Nos tocó una habitación grande, tenía 1 cama doble y 4 camas sencillas. Era muy amplia y luminosa, con baño privado amplio. Tenía televisor y agua caliente. El personal del hostal era muy amable y por noche pagamos por persona 13 mil pesos colombianos con desayuno incluido. Absurdamente barato para lo cómodo que fue.

Cuzco es una ciudad hermosa, después del calor infernal de Lima agradecí realmente el frio delicioso que hacía. Llegamos al hostal a descansar un rato, bañarnos y cambiarnos de ropa. No habíamos almorzado ni comido nada desde la mañana. Así que salimos a la plaza de armas a comer algo y a buscar los tours para los días venideros. Lo primero era la comida, alrededor de la plaza había muchas personas ofreciendo los platos de sus respectivos restaurantes. Nos decidimos finalmente por un restaurante muy lindo, con balcón y vista hacia la plaza. Quedaba en un segundo piso y era muy cómodo. La promoción del día era entrada + plato fuerte + pisco + postre por tan solo 20 soles. Así que teníamos varias opciones para escoger. Lo más extraño de casi todos los restaurantes que recorrimos en Perú y Bolivia es que la comida estaba a precio razonable y muy económico, pero las bebidas eran absurdamente caras. Triplicaban el precio normal de las tiendas de afuera. Así que después de pagar muchas bebidas costosas decidimos llevar nuestra gaseosa en el bolso para no pagar tanto jejeje. Todo sea por ahorrar :D.

La comida fue deliciosa, yo pedí trucha y estaba exquisita. Una muy buena opción para comer. Ya con el estómago lleno y el corazón contento, nos fuimos a recorrer toda la plaza en busca de los tours para el día siguiente. Nuestro objetivo era encontrar primero un tour para el día siguiente a la Montaña de Siete Colores, y segundo encontrar transporte en carro para ir a Machu Picchu. Preguntamos en muchos lugares y era bastante costoso. Hasta que llegamos a un local de un señor muy amable quien nos ofrecía los dos tours que buscamos y terminamos contratando todo con él. ¡Eso si hay que recordar en Perú y Bolivia hay que pedir descuento para todo!!  si no te ven la cara con los precios tan altos. La agencia que contratamos fue Viajes Cusco Tours, con esta agencia hicimos el tour a la Montaña de siete colores con todo incluido y además el tour en carro hasta Macchu Pichu+ estadia + guía. Todo esto nos costó 240 soles en total, bastante económico a mi parecer. Así que compramos nuestros tours, el día siguiente nos teníamos que ir a las 3 am para ir a la Montaña de Siete Colores, nuestro primer destino.

Ya eran casi las 11 pm así que decidimos irnos al hotel temprano para descansar algo para el día siguiente. ¡Nunca nos íbamos a imaginar que iba a ser uno de los días más duros y desafiantes de nuestras vidas, pero eso si totalmente gratificante!

IMG_20170319_173931505_HDR.jpg

Plaza de armas Cuzco

IMG_20170319_174126642_HDR.jpg

IMG_20170319_174055876_HDR.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s